Alivia el dolor en el Tendón de Aquiles

El dolor en la zona del tendón de Aquiles puede surgir debido a diversas razones. Actividades intensas o cambios bruscos en el entrenamiento pueden sobrecargar el tendón. Lesiones o golpes directos también pueden ser causas. Usar calzado inadecuado sin suficiente soporte es otro factor. La falta de flexibilidad y debilidad muscular en la pantorrilla también contribuyen. Para aliviar el dolor, es importante descansar, hacer estiramientos y usar productos ortopédicos. Si el dolor persiste, consulta a un especialista para un diagnóstico y tratamiento adecuado. ¡Cuida tus pies y mantén tu movilidad!

¿Cómo puedo aliviar el dolor del Tendón de Aquiles?

Para aliviar el dolor del tendón de Aquiles, considera seguir estas prácticas recomendadas por nuestros expertos:
Descanso y hielo: Reduce la actividad física que cause molestias y aplica compresas de hielo en el área afectada para reducir la inflamación
Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento: Realiza ejercicios de estiramiento suaves y fortalecimiento de los músculos de la pantorrilla para mejorar la flexibilidad y estabilidad del tendón.
Productos ortopédicos: Utiliza productos ortésicos, como taloneras, protectores o plantillas con soporte adicional, para reducir la presión en el tendón y aliviar el dolor.
Fisioterapia: Considera acudir a un fisioterapeuta para recibir tratamientos específicos que te ayuden en la recuperación y prevención de futuras molestias.

Da el siguiente paso sin dolor

Reclama S/10 de regalo en tu próxima compra

¿Cómo prevenir el dolor del Tendón de Aquiles?

La prevención es clave para mantener tu movilidad y evitar el dolor en el tendón de Aquiles:

Calzado adecuado: Usa zapatos que brinden buen soporte y amortiguación, especialmente si realizas actividades deportivas intensas.

Incremento gradual en la actividad física: Aumenta la intensidad y duración del ejercicio de forma progresiva para permitir que el tendón se adapte sin sobrecargarse.

Estiramientos diarios: Realiza ejercicios de estiramiento regularmente para mantener la flexibilidad del tendón.

Productos ortopédicos preventivos: Considera el uso de productos ortésicos como taloneras, medias de soporte o plantillas con soporte para prevenir tensiones en el tendón.

Cuidar tu tendón de Aquiles es esencial para mantener tu bienestar y movilidad. Si el dolor persiste o es intenso, te recomendamos consultar a un especialista para obtener un plan de tratamiento personalizado.

Conoce como tratar…

Dedos sobrepuestos

Los dedos sobrepuestos pueden generarse por el uso de calzado inadecuado, deformidades en los dedos, factores hereditarios, lesiones y enfermedades reumáticas. Es importante abordar este…
Ver más aquí

Callos | Roces | Ampollas

Las callosidades, los roces y las ampollas son molestias comunes que afectan la comodidad de tus pies. Estos problemas suelen surgir debido a la fricción…
Ver más aquí

Productos que te pueden ayudar

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda